Barcelona pretende cobrar en 2023 una tasa a los operadores por entregas de comercio electrónico

Barcelona pretende cobrar en 2023 una tasa a los operadores por entregas de comercio electrónico que facturen más de un millón de euros en la ciudad, incluso si tienen este servicio subcontratado.

El Ayuntamiento de Barcelona estima que el gran incremento de la entrega de paquetes enviados a través de grandes operadoras postales de comercio electrónico incide negativamente en la congestión del tráfico y el incremento de la contaminación, y supone un desequilibrio de la competencia con el comercio de proximidad.

Así pues, para combatir esta situación, el consistorio de la Ciudad Condal impulsa una tasa para regular el uso del espacio público que realizan estas empresas y que hasta ahora era gratuito, según informa.

Concretamente, la nueva regulación se dirige a las grandes operadoras postales de comercio electrónico que desarrollan una actividad masiva en la ciudad y con unos ingresos brutos de más de un millón de euros obtenidos por entregas en los destinos finales indicados por los consumidores de Barcelona.

Además, el importe que tendrán que abonar el conjunto de operadoras no podrá superar los 2,6 millones de euros, límite fijado para el aprovechamiento.

Para continuar leyendo la noticia, pulsa aquí.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *